Welcome, Guest

Judaismo y los 12 pasos (segunda parte)
(0 viewing) 
  • Page:
  • 1

TOPIC: Judaismo y los 12 pasos (segunda parte) 1291 Views

Judaismo y los 12 pasos (segunda parte) 6 years, 5 months ago #166

Fundamentos para la consecución de toda la vida de recuperación.
Por el rabino Eli Glaser

PASOS UNO A TRES
Mirando a través de este prisma, podemos ver cómo los Doce Pasos abordan estas tres relaciones en el proceso de recuperación.
Paso uno: \"Admitimos que éramos impotentes ante… cual sea tu adicción. Que nuestras vidas se habían vuelto ingobernables\".
Paso dos: Llegamos a creer que un Poder superior a nosotros mismos podría devolvernos el sano juicio.
Paso tres: Decidimos poner nuestras voluntades y nuestras vidas al cuidado de Dios, como nosotros lo concebimos.
Los pasos comienzan con una intensa conciencia de sí mismo al principio, la raíz del problema - la imposibilidad de cambiar el comportamiento a través de fuerza de voluntad, y reconociendo las consecuencias de mi conducta (paso uno: las relaciones del hombre consigo mismo).
Los pasos dos y tres son de transición en la relación del hombre con Dios, primero reconociendo que el Creador del Universo puede de hecho cambiar mi comportamiento (paso dos) si tomo las medidas necesarias (paso tres). En pocas palabras: \"No puedo, Él puede, creo que lo permitiremos...\"
Algunos argumentan erróneamente que admitir impotencia es contrario a la caracterización de libre albedrío del judaísmo - \"Si realmente me propongo algo, voy a ser capaz de vencer cualquier reto\".
El Talmud, sin embargo, nos dice todo lo contrario. Se nos enseña que la yezter hará (mala inclinación) de una persona se fortalece y se renueva cada día. Y sin la ayuda de Dios, no tenemos poder para superarla. (Kidushin 30b)
Un principio fundamental judío es que todo está en las manos del Todopoderoso, excepto por el temor de los cielos (Berajot 33b). La única autonomía que poseemos en este mundo es la percepción (yireh) - para vernos en relación con el Creador del Universo, con el temor posterior que resulta de esa observación. Tenemos la libertad de elección, pero es totalmente en manos del Todopoderoso para permitir que la elección desarrolle con éxito la acción.
La enfermedad de la adicción es nada menos que el hara yezter, el yo inferior, tal como se manifiesta en las personas que recibieron este particular desafío en la vida. Sin la ayuda de Dios, somos verdaderamente impotentes.
La siguiente parte discute los pasos cuatro al siete.
  • Page:
  • 1
Time to create page: 0.13 seconds

Are you sure?

Yes